Una posibilidad

La noche abre sus brazos ofreciéndome su abrigo
hablándome a traves de labios imaginados.
Indeciso, callo sólo unos segundos:
miro al cielo
(sólo hay estrellas)
y un grito que se ahoga
(es la voz del olvidado).
Yo quedaré dormido
(sé que me iré con ella);
la luz de primavera quedará en mi ventana,
las hojas del otoño cubrirán las aceras…

Cuando despierte, todo empezará de nuevo:
Un día más, una noche más…
Y hacer una posibilidad de cada sueño.
Ni remota ni cercana, tan sólo una posibilidad.
Sin más. Y sin menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s