Ahora que…

Ahora que todo se volvió del color del hueso, de la cera, del marfil.
Ahora que las oscuras golondrinas volvieron para quedarse.
Ahora que veo números donde antes había gotas de sal.
Ahora que las caricias arañan la piel y las hojas del calendario caen, arrancadas con los dientes.
Ahora que los días son verdugos de las noches que aún me quedan.
Ahora que es después primero que antes, que es Agosto en pleno Diciembre.
Ahora, se cerró el tiempo, se murió el momento… se cayeron de bruces los sonidos que provenían del alba.
Ahora, toca el silencio de mil voces,  mientras una guitarra calla cuando antes sólo musitaba.
Ahora, es la hora de no volver a levantarse, de saludar con un adiós, de contar con los dedos de tus pies.
Llegó el momento de mirar atrás y olvidar lo que hay delante, porque por mis venas corren sin rumbo los sueños rotos y por las calles vagan los versos tristes, bajo la lluvia fría de mil tormentas. Aquellas que todavía no han caído.

Un comentario en “Ahora que…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s