2 mitades

Como aquella película en blanco y negro en la que las nubes afiladas pasaban por delante de la luna y después una cuchilla rasgaba un ojo que miraba al infinito con absoluta indiferencia… el filo por el que yo paseaba me seccionó con total limpieza y precisión.
Ahora soy dos mitades unidas por no sé qué extraña magia que siguen paseando tambaleantes, por ese filo del que aún hoy, sigo enamorado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s