Mi doble mortal hacia atrás

Hace tiempo que lo hice.
Con los ojos cerrados.
Sin miedos ni dudas.
Ahora, caigo libre a velocidad terminal, esperando el impacto contra el suelo.
O tal vez contra el techo.
Que uno ya no sabe si sube o si baja, cuando alrededor todo da vueltas a excepción de mi mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s