Olvido y recuerdo

Mientras el tiempo suspendido quedó reflejado en un lago estático, la niebla se aferra a sus jirones; esos que el viento ya no mueve.

El último de mis latidos quedó atrapado y ya sólo resuenan los pasos del adiós.

En todas partes encuentro un retazo de mi sombra dispuesta a marchar, tan sólo por alejarse de mi.

De mi oscuridad nacen, o quizá mueren, palabras dispersas que caen al vacío para romperse en mil pedazos afilados allí donde un día había luz y hoy sólo hay misterio.

Olvido y recuerdo.
Duermo con uno, amanezco con otro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s