Pequeño

Pequeño.
Tras mi rostro.
Tras mis ojos escondidos de la luz.
Bajo la piel mi sangre se
diluye en agua de lluvia.
La de mil tormentas.
Pequeño.
Tras la penumbra de los días mi
sombra proyectada queda inerte.
Pequeño.
Escapar a mi verdad:
La de mis palabras
engarzadas al vacío.
Pequeño.
Sin lágrimas ni miedo.
Sin alma ni momentos.
Con tanto que gritar
y tanto que olvidar.
En caída libre.
Suavemente mecido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s