Tras la lluvia en primavera

Sigue volando, muy lejos, batiendo
sus fuertes alas. Tras ellas, el viento
indomable despeina su pelo.
De eso se trata.

Hay un sueño al filo de la noche y
un beso al final de tus labios:
Instantes que son eternos y
el ocaso que es un alba.

Hay un cielo que es azul, de mar abierto.
Y en él verás, unidas nuestras manos
en el rojo de su alma.

Tras la lluvia en primavera queda
la tierra mojada.
Los paseos, los abrazos…
Un sorbo, un eco, un halo, un rizo:
Queda la noche clara y la luna iluminada.

Para Bea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s