A punto de tenerme

1

Siempre es de noche
después de llover.
Siempre te quiero
después de besarte.
Siempre te olvido
después de volver.
Siempre me escondo
antes de marcharme…
Y aunque siempre me atrapes
después de tenerme,
siempre me tienes
a punto de perderme.

2

Seguirá siendo de noche, incluso después de que haya amanecido. Cargarás con la lluvia en tus bolsillos y en tu mochila el resto de tus días. Y no será lluvia fresca, aquella que limpia el alma y la tierra, no. Será una lluvia fría, gris y mortecina, una lluvia helada que caerá en mitad de tu ego.
Me besarás cuando yo quiera, como yo quiera y te haré pensar que me muero de ganas por sentir tus labios lamiendo los míos…
Mientras, te olvidaré mucho antes de lo que tardes en volver a recordarme.
Porque después de atraparte acabas volviendo… tan iluso que sales de tu escondite antes de que piense en buscarte… y entonces soy yo la que me voy, después de quererte, tan sólo un ratito, hasta dejarte paseando en espiral por tu altivez, mientras la tormenta fría te deja calado hasta los versos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s