Nuestros sueños libres

La libertad no es un camino, es un final. Alcanzarla es una victoria. Solo o acompañado, en el momento en que la tenemos la hacemos siempre nuestra. Ocurra lo que ocurra después.

Le di la libertad a mis sueños, ellos vuelan en círculos amplios sobre mi cabeza. Yo los miro desde abajo y los envidio. Con los ojos llenos de nostalgia, no dejo de desearles suerte. Porque en ellos hubo y habrá algo de mi y también de ti.

Unidos en el recuerdo o en la realidad, sé que tuvimos la suerte de poder compartir esa libertad que echó a volar nuestros sueños.

Si tus ojos también están llenos de nostalgia, mira hacia arriba y deséales la mejor de las suertes.

Sólo de esta manera, algún día podremos volar con ellos, libres. Mientras otras miradas llenas de nostalgia, nos mirarán desde abajo, y envidiarán nuestro vuelo amplio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s